“Centro de la felicidad” competition. (Bogotá). Honorable mention.
DCIM/141MEDIA/DJI_0052.JPG

EL COLECCIONISTA DE FELICIDADES.
Sobre el edificio.
Dicen que Susan Sontag coleccionaba todos los regalos de cumpleaños que le habían hecho durante toda su vida aún envueltos en el propio papel de regalo y que jamás abrió ninguno. Para ella “coleccionar expresa un deseo que vuela libremente y se acopla siempre a algo distinto: es una sucesión de deseos. El auténtico coleccionista no está atado a lo que colecciona, sino al hecho de coleccionar”.

Hay gente que colecciona cromos, otros cuadros o vestidos. Este edificio de Chapinero en Bogotá es un coleccionista de felicidades. Y es que felicidad no hay solo una, sino que existen una suerte de felicidades diferentes que se sienten de manera muy distinta. Este edificio colecciona felicidades a través de pequeñas transformaciones cotidianas que provocan reacciones felices en los habitantes que lo viven o recorren. El edificio no intenta por lo tanto conseguir que la gente sea más feliz, sino que pueda experimentar felicidades nuevas, felicidades que no haya podido sentir nadie nunca antes. El edificio mejora cuantas más felicidades nuevas sea capaz de provocar.
·Una felicidad pública sentida de manera colectiva cuando unos vecinos comprendieron que su barrio ganaba espacio público el día que se inauguró.
·Una felicidad mutante que se apropió de una madre que entendió que la estructura del edificio va cambiando al adaptarse a las mejores condiciones del programa que acogen cada una de las plantas.
·Una felicidad lúdica y resiliente cuando los niños se dieron cuenta de que el edificio estaba pensado para evolucionar según como ellos mismos lo usaran.
·Una felicidad añeja que sintieron los trabajadores del edifico al descubrir como con el paso de los años el edificio se hacía más experto y su vejez le daba un aire aún más atractivo.
·Una felicidad inédita al descubrir los paseantes un nuevo tipo de plaza en Bogotá. Una plaza que en la que se está al aire libre pero no a la intemperie, en la que se vive en espacios abiertos pero no desprotegidos y donde era muy fácil conocer gente nueva.
Cada día, gracias a sus “habitantes”, el edificio de Chapinero se convierte en algo distinto que permite ofrecer nuevas felicidades.
*La nuova topografia di Roma Comasco de Giambattista Nolli, ca. 1692-1756
Representa las plantas de los edificios con un relleno con la excepción de los edificios públicos que al representar las plantas bajas, los está sumando a los espacios públicos de plazas y calles.

Layout1
Concurso Colombia_piscina_def
Concurso Colombia_hall_def

LA COLECCIÓN DE CIUDADES.
Sobre el planteamiento urbano.
Para conseguir aumentar su colección de felicidades el edificio tuvo que pensarse también como una colección de espacios urbanos distintos, y de la combinación de estos espacios aparecieron situaciones sorprendentes que provocaron felicidades que jamás se había pensado provocar.

La torre se materializó como una plaza ensamblada de otras plazas, con jardines, adoquines y mobiliario urbano, pero también con ambientes domésticos e interiores. Un nuevo espacio público que permitía abaratar costes pero incrementar la usabilidad. Como si al mezclar distintas ciudades en un mismo lugar aparecieran nuevos tipos de espacios que no se habían descubierto antes. EL edificio se relaciona a su manera con la calle, de forma continua a través de una topografía orgánica que conduce a un jardín en altura. Como si el plano de Nolli hubiera podido dibujar espacios en una tercera planta.

Concurso Colombia_colina_def
Layout1
Concurso Colombia_expo_def
Concurso Colombia_auditorio_def
Concurso Colombia_cancha_def
Layout1
Layout1

2A. FELICIDAD INÉDITA.
Como respirar profundamente, después de haber corrido.
No era normal. Tampoco lo parecía. Hizo sentir a la gente de forma que no había sentido nunca. De pronto se podía estar en una plaza que era un jardín al aire libre, sin preocuparse de si llovía. Estar en un lugar abierto, en un espacio público en el que no te sentías a la intemperie ni por supuesto desprotegido. Sin darte casi cuenta, la calle se había levantado hasta una altura considerable y de pronto el jardín tenía vistas.

2B. FELICIDAD PÚBLICA / COMPARTIDA
Como que los comerciantes de tu barrio te llamen por tu nombre.
El espacio consiguió pronto hacer sentir un tipo de felicidad que solo se siente cuando se forma parte de algo. Muchas personas sintieron que en realidad el edificio no era un edificio. Para ellos seguía siendo la calle, la plaza, que se adaptada con una topografía diferente a la calle. Se puede seguir paseando por Chapinero y entrar a su espacio sin tener ningún límite o barrera.

3A.FELICIDAD DEL COLECCIONISTA DE PLAZAS
Como tener muchos mundos en un armario.
Era importante no entender solo el edificio como una superposición de programas completamente diferentes, sino como un ensamblaje de plazas y jardines. Plazas cubiertas, apiladas en altura, que posibilitan otra forma de entender los programas, de vivirlos y construirlos. Facilitando la aparición de muchos lugares en los que encontrar situaciones no programadas.

3B. FELICIDAD EMPODERADA
Como saber que puedes hacer las cosas sin pedir permiso.
Muchos de los espacios se parecen más a un bosque que a ninguna otra cosa. Los árboles del edificio, la estructura, son el equipamiento que permite que la gente se sienta capacitada para afectar. De estos árboles se cuelgan cerramientos que permiten a los visitantes configurar el espacio a las necesidades específicas que se tenga en cada momento.

3C. FELICIDAD ESTRUCTURA MUTANTE
Como encontrar un pokemon muy evolucionado.
¿Cómo es la estructura del “Centro de la Felicidad”? Son pilares rectos de hormigón, sólidos y robustos. Son cerchas trianguladas que configuran cajones. Son pilares metálicos ligeros y verticales. Son uves y diagonales. Son jaulas tridimensionales. Son todas y cada una conformando un único tipo de estructura. Una estructura para adaptarse a cada programa y convertirse en otra en el siguiente piso.

4A. FELICIDAD DIVERSA
Como tener todos los vasos de tu casa diferentes.
Diversidad de gentes por la inclusividad y mezcla de clases, perfiles y actividades que se sienten invitadas a participar. Diversidad de estéticas, por la variedad y mezcla de los materiales y soluciones constructivas escogidas. Diversidad de ambientes por la capacidad de los usuarios de configurar el carácter final de los espacios. Pero no es una diversidad caótica, sino nítida.

4B. FELICIDAD CAMUFLADA
Como ponerse el abrigo de otra persona.
Pensado no para el turista, sino para el habitante aunque sea de fuera. Solo el que entra y lo utiliza se da cuenta de la potencia del lugar. Un espacio que se activa principalmente con los lenguajes que dominan la ciudad de Bogotá y sus habitantes, que aprende de lo cercano. Un edificio que sabe poner los zapatos de sus vecinos y ofrece de sentir la felicidad que se siente al pertenecer a un lugar.

5A. FELICIDAD DEL JUEGO RESILIENTE
Como disfrutar jugando cuando ni te planteas las consecuencias.
El edificio rescata la resiliencia como la capacidad de adaptarse y cambiar, buscar nuevos equilibrios. Evolucionar. Todo su programa se puede reprogramar, tanto de manera estructural como de manera lúdica y emergente. Los espacios pueden utilizarse de maneras distintas pero además todo el edificio está preparado para mutar su funcionalidad. Para ello se piensa como un gran playground, que promueve a las personas jugar a juegos diferentes e inventar sus propias reglas.

5B. FELICIDAD VIAJERA
Como ver un concierto subido a los hombros de tu padre.
Hoy remezclar y samplear son elementos fundamentales en cualquier proceso creativo. La capacidad re-programática de Sesc Pompeia, la ligereza estructural del Aviario de Cedric Price o el espacio público en altura de la muralla de Lugo son algunos de los aprendizajes que están ensamblados en el viaje creativo que asume este proyecto. Si somos capaces de ver más allá, es porque miramos sobre hombros de gigantes.

6A. FELICIDAD SERENA / SOBRIA
Como no tener bolsillos.
Confiamos en los proyectos tranquilos. De calidad arquitectónica completada con calidad humana, Nada de derroches presupuestarios ni materiales de aleaciones titánicas. Este proyecto propone una estructura lógica pero sofisticada, que coloca las cosas pesadas abajo y las ligeras arriba, no alardea pero se transforma de manera audaz para facilitar los usos para los que se ha pensado.

6B. FELICIDAD AÑEJA PARA TODA LA VIDA
Como sentirse más atractivo a los 60.
Hay materiales y sistemas constructivos que ganan con los años. Pensados para que su mantenimiento sea sencillo, y su envejecimiento convierta a los espacios en lugares más interesantes. Materialidades robustas que aprenden de como se construyen las plazas y las calles. Haciendo diseño de interiores con herramientas de la obra civil. Y esa materialidad del envejecimiento digno facilita el uso y disfrute de los espacios de 0 a 120 años.

6C. FELICIDAD RESPONSABLE
Como descubrir que eres vecino de cucarrones y colibrís.
Conocer el edificio y saber adecuarlo al contexto global, es conocer lo que cuesta, pero también lo que consume, tanto en su día a día como en su proceso de construcción. La huella ecológica y su evolución diaria. Este edificio no puede generar felicidades sin hacer transparente su gasto responsable y su funcionamiento consecuente, incrementando la complejidad del tipo de espacios mediante sencillas operaciones.

6D. FELICIDAD DE LA TECNOLOGÍA ACCESIBLE
Como encontrar una silla de ruedas hecha con una silla de terraza.
El principal cometido de la tecnología en el edificio será garantizar su accesibilidad universal. Pensada desde una premisa low cost, una tecnología emergente que aprende de las inteligencias colectivas de los vecinos de Chapinero y que facilita y aumenta el uso del edificio por parte del mayor número de personas distintas. Desde el mismo lugar se piensa la accesibilidad física del edificio, eliminando barreras y aumentando su diversidad funcional.

Imprimir

CREDITOS:
AUTORES: Manuel Alvarez-Monteserín Lahoz + Santiago Pradilla Hosie + Zuloark
COLABORADORES: Zuloark + Daniele Pieralli + Antonio Caro